OPOSICIONISMO

(O, según el antiguo modelo socialista-comunista de titular: “Sobre la cuestión Oposicionista” o “Acerca del P.O.”)

William J. Peña Reinoso

Hay una permanente polarización en las ideas de las personas, la condición natural del individuo es esa, las personas se parcializan por algún estilo de arte: pintura, escultura, música o literatura y dentro de ellas las diferentes tendencias o escuelas; por alguna disciplina deportiva, y por algún equipo dentro de éstas; por alguna creencia espiritual o religiosa, por alguna tendencia científica, por alguna ideología política y sus agrupaciones, en fin por cualquier cosa que se nos ocurra, y ello es lo que hace interesante a la vida, además de, como se indicó anteriormente, formar parte de nuestra razón de ser, pero…, ¿no sería mejor, mas divertido y edificante, cambiar de bando permanentemente, no sería mejor oponernos hoy, a lo que apoyábamos ayer? Eso sí sería Libertad de Opinión y Libre Pensamiento.

No recuerdo haber estado alguna vez a favor, o apoyando, a un Partido oficialista, al Presidente del Gobierno de turno o a su gestión, siempre he estado en la oposición, mi libertad de conciencia me ha exigido ser un Oposicionista nato, un contestatario permanente, no solo en mi juventud, cuando lo hacía por el romanticismo libertario, por la efervescencia natural, por la rebeldía lógica de los jóvenes, por las ideas revolucionarias naturales de esa etapa de la vida; también en mi época de edad madura, mas no sé si de madurez, cuando el razonamiento pragmático me invadió y el análisis de las ideas se fundamentó en las re-lecturas juveniles, la interpretación de ellas y su análisis no condicionado, los nuevos materiales que daban vida a nuevos enfoques, a nuevas realidades y con ello creé un modelo mental que rompía con lo viejo y no aceptaba de manera incondicional y sumisa lo que se estaba viviendo en la materia Política, Económica o Social; y ahora en mi etapa de vejez, aún sin saber si es madura, sigo manteniendo mi absoluta condición de libre pensador y Oposicionista, ahora fundamentado en la experiencia de haber vivido las dos etapas anteriores con deseos de absoluta independencia ideológica y la irreverente condición de la tercera edad.

En esta etapa de mi vida he tenido el placer (eufemismo literario) de vivir en un país con un sistema (otro eufemismo) de Gobierno y un estilo de gobernar que nutre, alimenta y, obviamente, facilita a un Oposicionista su labor de libre pensador, de poder criticar aquello que a su real pensar y entender está fuera de contexto y de sentido, y el Gobierno actual lo hace tremendamente fácil así como se lo hace a los humoristas…, parece que tiene un trato con nosotros y con ellos.

Vemos, con estupor, como un Gobernante habla de Socialismo y pacta con el Fundamentalismo, habla de Libertades Sociales y su obra es absolutamente Excluyente, promovió una Constitución que establece el Protagonismo y la Descentralización y se declara Socialista, critica el Capitalismo Salvaje y permanentemente pacta con éste, aborrece y desafía al Imperialismo y practica el mismo de manera asquerosa contra naciones como Cuba, Bolivia, Nicaragua, teniendo en la mira a Ecuador y algunas otras naciones de Centro y Sur América e Islas del Caribe; se me parece tanto a la URSS. En mi opinión este Gobierno es un OPORTUNISTA ideológico, una suerte de tizana, mezcolanza o mélange, “un vulgar arroz con mango” TODO UN CHISTE, y alimento indispensable para un Oposicionista

Ante todo lo planteado creo que llegó el tiempo de promover la creación de un partido o movimiento político cuya Base Filosófica debería ser el OPONERSE a todo STATUS QUO, sea de derecha, de centro o de izquierda, radical o ligero (light), su objetivo será no llegar al poder alguna vez, porque es muy difícil ser opositor de uno mismo y puede haber un conflicto de interés, y a la vez suscribir todo acuerdo, huelga, protesta, opinión, etc…, en contra de los Gobiernos de turno. Ojo es importante no confundir las actividades del Partido Oposicionista con las de los comunicadores sociales ya que en algunas raras ocasiones estos se pueden parcializar con los sujetos gobernantes y para el P.O. esto es incongruente e inaceptable, se considera traición al partido; Ah., hay una condición: se debe vivir en el país en el cual se hará oposición para poder ser integrante de un P.O. ya que solo de esa manera se puede tener claro a que se opone uno, ya que la oposición varía de un país a otro y desde afuera no vale, hay que correr el riesgo de ser Oposicionista y vivir, permanentemente, con la soga al cuello y el miedo a ser atropellado, humillado, atrapado, torturado y desaparecido, lo cual, en todo caso, es mas honroso que lo contrario, y porque lo muy fácil oponerse desde fuera del país, sin vivir los riesgos y lo bueno que alimenta el espíritu al verdadero militante: El accionar de un Gobierno. El exilio impuesto o autoimpuesto le hace perder la condición de militante y le impide oponerse al Gobierno del país donde ejercía su papel de Oposicionista, deberá buscar nueva afiliación en su nuevo destino

Así que vamos al “I CONGRESO OPOSICIONISTA” para a la fundación del PARTIDO OPOSICIONISTA (P.O.) y el establecimiento de su basamento y filosofía política y a la creación de la “INTERNACIONAL OPOSICIONISTA”.

RECHAZO, OPOSICION Y REBELDIA: JODEREMOS”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: