¿ESTADO LIBRE ASOCIADO?

William J. Peña Reinoso

Si uno observa el desarrollo diario de la política del Gobierno, y en especial del Presidente, puede notar ciertas señales que nos pueden hacer pensar en una estrategia maquiavélica para el futuro de nuestro país y, posiblemente, para el de al menos un país latinoamericano.

Desde bien temprano el Gobierno Nacional decide establecer unos convenios de cooperación con países que nada tienen que aportarnos, países que tienen un marcado retraso en materia tecnológica, en materia científica, en materia educativa y pare Ud., de contar. Alguno de los argumentos que se han dado es que ellos tienen una alta disciplina en el análisis científico, lo cual no es totalmente cierto, alguno de esos países, en especial Cuba, lo que tienen es una forzada disciplina orientada a la obediencia sumisa y servil al estado y al líder supremo, la cual raya en la idolatría, en el culto extremo y único a la personalidad de caudillo.

Al país han entrado decenas de miles de médicos (¿?) cubanos; de especialistas en agricultura; de especialistas en informática orientada a registro y control de la población (cedulación); ingenieros de quién sabe qué; de expertos en seguridad; de expertos militares, al tal punto de ser, aparentemente y por las noticias que corren, la guardia pretoriana del Presidente; de expertos en electricidad, sin haber demostrado experticia al respecto, a no ser por el uso de la misma con quién sabe qué motivo; expertos en deporte; en educación de adultos, olvidándonos que la cubana se hizo con el aporte de los docentes venezolanos de la Oficina de Educación de Adultos del Ministerio de Educación, quienes asesoraron y facilitaron la metodología para ello; expertos en adoctrinamiento de masas infantiles y juveniles;  expertos en el manejo de poblaciones armadas tanto citadinas como obrero y campesinas; expertos en reclutamiento de informantes (sapos) de sus vecinos y compañeros de alguna actividad, así como de los oidores e informantes de oficio (mesoneros, sobrecargos, camareras, domésticas, etc… ) y ya, es suficiente con esta muestra.

Uno se pregunta ¿qué es lo que hay escondido que resalta a la vista? Obviamente hay un elemento típicamente ideológico en el asunto; solo en el siglo pasado las doctrinas y movimientos políticos como el Nacional Socialismo (Adolf Hitler y sus Nazis), como el Fascismo (Benito Mussolini), el Franquismo español (Francisco Franco y su monarquía), el Leninismo y posterior Stalinismo, guardando las distancias, en la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el Castro-comunismo (Fidel Castro y familia), y pare de contar, hicieron, y hacen, uso de la fuerza del Poder para obligar a los pueblos a obedecerlos, para dominarlos y dormirlos, confundiéndolos a tal punto de llegar a olvidar sus raíces y su idiosincrasia. Todos han convertido a los países bajo su manto de influencia en vulgares colonias y dictaduras, similares a las que ellos combatían.

¿Qué es lo que sentimos va a pasar con Venezuela  y algún otro país latinoamericano o del Caribe? A nuestro modo de ver se está gestando una Federación, o por lo menos se prepara el terreno para una fórmula parecida a la de EEUU y Puerto Rico, una suerte de Estados Libres Asociados (lo cual pensamos será el resultado), con absoluta dependencia de un poder central radicado en Venezuela y bajo la tutela de los líderes locales de cada nación o estado, los Castro en Cuba, Evo Morales en Bolivia, Daniel Ortega en Nicaragua, Rafael Correa en Ecuador (también salvando las distancias), y alguno que otro izquierdoso revisionista que se les arrime, incluso extracontinental.

Todo apunta a ello, los esfuerzos del Gobierno venezolano por desprestigiar a la ONU, a la OEA, a la CAN, etc…, y centrar su batería en fortalecer su organización, el ALBA, y proponer una Organización de Estados Americanos sin Canadá y sin los EEUU, una Organización de Estados Latinoamericanos, nos indica por dónde van los “tiros”

Creemos que hay que estar bien pendientes de ésta idea, ya que sería infinitamente lamentable que ello sucediera, en especial a espaldas de las naciones que se verían involucradas y afectadas. El tamaño de la dictadura solo sería comparable con los casos citados al principio y el daño sería eterno.

No olvidemos que los Líderes del actual gobierno padecen de un delirio de grandeza nunca antes visto, se creen la reencarnación de nuestros Libertadores, la reencarnación de los radicales de nuestra independencia, les queda chico el ser líderes de un gran país, con las infinitas dificultades, y oportunidades, que tenemos, se creen ideólogos, politólogos y filósofos como parar crear un movimiento extra-nacional, sin importar el daño que hagan con tal de satisfacer su ansias de Reconocimiento, su apetitos de Poder y su trasnocho ideológico. Definitivamente son Megalómanos.

Las señales están dadas y los mensajes claros, aunque aún los quieren mantener ocultos.

¡Atentos, pues!

Anuncios

¡¡¡VENEZUELA ES UN TANGO: CAMBALACHE!!!

William J. Peña Reinoso

Venezuela vive el momento mas vergonzoso de su historia, vergonzoso porque ahora, como nunca, la justicia se aplica según los intereses acomodaticios del régimen gobernante. Es cierto que en otras oportunidades esta se encontraba mediatizada, pero nunca, como ahora, había estado tan comprometida y esclavizada a los factores de poder.

que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafaos, contentos y amargaos
vivimos revolcaos en un merengue y en un mismo lodo todos manoseaos.

Cómo es posible que se hable de un cambio hacia una Venezuela mas justa y se cometa el mas grande fraude contra los valores éticos del país. Cómo podremos ver a nuestros hijos a los ojos y exigirles que respeten las instituciones democráticas, si en ellas no se hace mas que irrespetar a la Constitución de la República y a la inteligencia de los ciudadanos.

Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor,
ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador. 
Todo es igual; nada es mejor
los inmorales nos han igualao.”

Por no ser Abogado no sé si las últimas decisiones jurídicas están, en rigor, ajustadas a derecho, como de seguro lo diría un Abogado, presumo que sí, no sé si el axioma aquel de: “Una cosa es lo lógico y otra cosa es lo legal”, representa el espíritu de la decisión de los Tribunales de Justicia, pero siento, en apego a una cierta e incipiente lógica, que éstos se han burlado de todos los venezolanos, partidarios o no del régimen, en una suerte de intercambio de complacencias con el oficialismo.

Que falta de respeto, que atropello a la razón;
cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón.

Ahora asignar contratos a dedo, a un amigo, no es una ventaja para éste, constituir testaferros, con la intención de burlar el ordenamiento legal vigente no es un delito, resulta que el utilizar la posición de privilegio que se detenta para favorecer a un amigo “honesto a toda prueba” no es tráfico de influencias, que manipular la cosa pública en beneficio propio no es ventajismo, que comprometer los recursos del estado en compras obviamente inadecuadas no es delito, que atropellar a los ciudadanos no es abuso de poder, que insultar usando el pretexto del lenguaje coloquial no es amoral, entonces: ¿Qué es; cómo lo calificamos?, ¿Cómo podemos calificar la infeliz frase de: “no me den, póngame donde hay?” ¿Será que no hemos cambiado nada en nuestra República cuando elegimos a los gobernantes actuales, será que este país está condenado a ser propiedad de los caudillos de turno, de sus secuaces y de sus lacayos?. Nuevamente somos víctima de la viveza criolla sobre la lógica, la justicia y del derecho.

No pienses mas, echáte a un lao, que a nadie importa si naciste honráo. 
Que es lo mismo el que labura noche y día como un buey 
que el que vive de los otros, que el que mata o el que cura o esta fuera de la ley.

Lastimosamente, nuestro país y con él todos nosotros, estamos embarcados en un CAMBALACHE, ahora bien: ¿cuál es el camino que nos queda, cómo podemos actuar?. La sociedad civil ha encontrado un resquicio en contra del sólido bloque oficialista y por allí se puede colar, ahora bien: ¿Hasta dónde estos movimientos de la sociedad civil conseguirán resultados de mayor alcance?, en mi opinión estos movimientos solo lograrán resultados en aquellas áreas donde se tenga presencia activa, en donde lo obvio supere los deseos, y apetitos, obscuros del oficialismo y en donde no se permita birlar lo justo.

Hay que estar bien claros que quienes tienen el poder logran imponerse a quienes tienen la razón, lógicamente con abuso y fuerza, pero esto sucede siempre que no se unan los elementos democráticos en una sola voz: JUSTICIA, y así lograr que la razón se imponga a la fuerza. Los regímenes siempre se sustentan sobre los elementos de fuerza y en general este poder lo representan las instituciones de represión del Estado, policías o militares, pero pudiera ser que en un país bizarro como el nuestro, ese poder se transfiera al pueblo que tenga un verdadero espíritu democrático, a esa Sociedad Civil que se come con una buena dosis de amor a la patria y respeto por los conciudadanos, a ese pueblo el cual debería ir a unas elecciones con el ánimo, y la convicción, que solo en ellas se puede crear una verdadera Republica, transformando el fracaso actual en un buen éxito futuro.

En las próximas elecciones podríamos acabar con las pretensiones del oficialismo y terminar de una vez con ese bendito tango en el cual han convertido a Venezuela: CAMBALACHE.

Nota:

Lo escrito en letra cursiva y negrilla corresponde a extractos de la letra de un viejo Tango, el cual tiene la honrosa suerte de haber sido prohibido por dos gobiernos militares en la Argentina.